Sobre mí

Hola! 

Si llegaste hasta aquí es porque tenés algún familiar adulto mayor polimedicado y te preocupa el tema.

Es algo que tiene solución. Solo hay que revisar el tratamiento que recibe esa persona evaluando la necesidad y oportunidad de cada uno de los remedios.

¿Por qué yo?

Porque hace ya muchos años me di cuenta de que los médicos en todo el mundo están entrenados para indicar medicamentos pero NO para retirarlos cuando ya no son necesarios o inclusive perjudiciales.
A lo largo de la última década he atendido centenares de pacientes, escuchándolos a ellos y a sus familias y adaptando sus tratamientos para evitar efectos adversos, interacciones entre fármacos, y mejorando su calidad de vida.

 

Esta señora es Renée. Cuando la conocí tenía golpes y heridas por varias caídas que había sufrido. Caminaba muy inestable, se sentía muy decaída. El origen del problema era que tomaba la misma dosis de atenolol desde hacía como 40 años. Pero Renée ahora tiene casi 90 y el mismo tratamiento de siempre le estaba haciendo mal!
Al bajar la dosis y adecuarla al momento actual, Renée no volvió a caerse. Se siente mucho mejor y pinta mandalas!
Ella y su hija Graciela están muy agradecidas.

 

 

Son muy pocas las iniciativas en el mundo para revisar los tratamientos y sacar lo innecesario o perjudicial
y has tenido la suerte de encontrar una.

 

Los adultos mayores en general y los que toman muchos remedios en especial
tienen mayor riesgo de sufrir caídas.
Aquí te regalo una infografía con 7 formas para evitarlas (clic acá)

 

Existen algoritmos y guías clínicas para «sacar» medicamentos o «de-prescribir». Pero son muy generales y es necesario adaptarlas a cada caso en particular, por supuesto, sumando sentido común.

¿Sos un bicho raro?

Sí, bastante. La «deprescripción» de fármacos es algo que muchos desconocen porque está ausente en los libros de farmacología. A algunos no les interesa porque cambiar siempre cuesta esfuerzo y tiempo; a otros no les conviene, y mucho menos a la industria farmacéutica, que adora tener poblaciones cautivas y ansiosas por consumir lo que producen.

 

Esto de «sacar» medicamentos no es algo nuevo. Ya lo anticipaba Philippe Pinel (1745-1826)

 “Es un arte de no poca importancia administrar correctamente los medicamentos, pero es un arte de mucho mayor y más difícil adquisición saber cuándo suspenderlos u omitirlos por completo”.

Menos medicamentos = Más SALUD

__________

Estudié Medicina en la Universidad de Buenos Aires.
Soy especialista en Clínica Médica, Periodista médico y Master Coach Internacional.
Pasión por ayudar a las personas.

Curar a veces, aliviar a menudo, acompañar siempre.

Compartí esta información con otra persona a la que puede resultar útil