×

Una cascada terapéutica se produce cuando se prescribe un fármaco para tratar un síntoma provocado por otro medicamento, por confundir este síntoma con una nueva enfermedad.

Un ejemplo:

Algunos medicamentos para bajar la presión arterial producen edemas. Esto es, hinchazón en los pies y tobillos. Un profesionales desprevenido de este efectos adverso puede indicar un diurético de asa como la Furosemida en vez de modificar el medicamento antihipertensivo que generó el edema.

Otro ejemplo:

Medicamentos como el Donepecilo, que se utiliza para la Enfermedad de Alzheimer, puede provocar incontinencia de orina. Si un profesional trata esta incontinencia como una nueva enfermedad en vez de modificar el tratamiento para el Alzheimer, se produce una cascada terapéutica.