×

La polimedicación aumenta el riesgo de muerte, de internaciones, caídas, y de efectos adversos.

Se considera que una persona está «polimedicada» cuando consume 5 ó más medicamentos en forma simultánea.

La Polimedicación es un flagelo en todo el mundo y afecta principalmente a los adultos mayores.

 

 

 

 

Es necesario ponerle freno.


¿Qué es «Deprescribir»?

Es un proceso sistematizado mediante el que se revisan y analizan los medicamentos que recibe una persona con el objetivo de optimizar su tratamiento y adecuarlo en forma acorde con su edad, su situación funcional, esperanza de vida, valores y preferencias.
Incluye la identificación de fármacos potencialmente inadecuados, dosis inadecuadas, efectos adversos evitables o peligrosos, y la evaluación de fármacos que bajo ciertas condiciones clínicas pueden considerarse innecesarios o con una relación beneficio-riesgo desfavorable, a fin de adecuar las prescripciones a cada caso en particular, combatiendo la polimedicación.

Cuidado: Hay tratamientos que NO pueden suspenderse. Es necesario consultar.


¿Cómo es el proceso de Deprescripción?

Utilizando herramientas basadas en evidencias científicas y validadas a nivel internacional, es posible detectar cuáles son los medicamentos que pueden retirarse, cuáles deben retirarse y cuáles pueden continuar siendo recibidos por cada paciente en particular.
El proceso incluye 6 etapas:
  1. Revisión de la medicación y del contexto del paciente (Entrevista inicial).
  2. Análisis personalizado de la información (Trabajo médico entre consultas).
  3. Elaboración de una propuesta de deprescripción (Trabajo médico entre consultas).
  4. Acordar con paciente y/o familia la implementación. (Segunda entrevista).
  5. Monitorear resultados (Consultas breves de seguimiento).

 


Casos clínicos

Paciente mujer de 89 años, con antecedentes de hipertensión arterial, que comenzó a presentar malestar general, inestabilidad en la marcha, caídas frecuentes (sin fracturas) con hematomas múltiples y episodios de síncope.

Había sido medicada con 75 mg por día de atenolol a los 50 años aproximadamente. En el examen físico tenía una presión arterial normal y una frecuencia cardíaca (pulso) de 48 latidos por minuto (lo normal es entre 60 y 80 en reposo).

Luego del ajuste de medicación, recibe solo 17,5 mg por día del mismo fármaco, camina con mayor seguridad, no ha vuelto a presentar caídas ni episodios de síncope. Cumplió 90 años con gran festejo!!

 

Comparte