Mal uso y abuso de “prazoles”

La aparición en el mercado de los inhibidores de la bomba de protones hacia fines de la década del 80  representó un avance fenomenal para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el ácido del estómago. Poco a poco fueron ganando terreno tanto en el ámbito médico como en la cultura popular en todo el planeta.

La consideración del omeprazol y otros (Esomeprazol, Lansoprazol, Rabeprazol, Pantoprazol, Dexlansoprazol, más otro nuevo que es omeprazol con bicarbonato de sodio) como un simple “protector” gástrico libre de efectos adversos y las formulaciones de venta libre dispararon su utilización, de la mano del marketing de la industria farmacéutica. Pero la cuestión es que ni son simples protectores gástricos ni están exentos de efectos adversos.

Continuar leyendo “Mal uso y abuso de “prazoles””

Please follow and like us: