Asignaturas pendientes en la carrera de medicina

La formación de los profesionales tiene algunas falencias que obligan a repensar los programas de estudio. Entre estas carencias hay dos en las que el aporte que puede hacer el coaching  adquiere gran relevancia.
Una de estas asignaturas ausentes, increíblemente, en la formación de los médicos y otros profesionales de la salud es la Comunicación.  Las técnicas de coaching ayudan a generar en la consulta un espacio de confianza, imprescindible para empoderar a los pacientes y lograr buenos resultados de las intervenciones terapéuticas.  Entre otros beneficios que la medicina puede obtener del coaching, permite  ayudar a los pacientes a que generen sus propios objetivos, porque son los objetivos propios los que resultan motivadores y no los objetivos del médico.

La segunda carencia formativa de los profesionales de la salud asienta en el terreno emocional. El desarrollo de la inteligencia emocional, del manejo de emociones y de los estados ánimo, es imprescindible para  disfrutar de una buena calidad de vida. La inteligencia emocional ayuda a las personas a automotivarse, a sostener un tratamiento, a pasar a la acción. Y en este campo también el coaching tiene mucho para dar.
En los países desarrollados, el autocontrol y el manejo funcional de

Pequeñas decisiones

En la vida tomamos grandes decisiones y en ocasiones nos olvidamos de que son las pequeñas las que nos hacen sostenerlas. Un ejemplo.

Decido alcanzar mi peso ideal. Tengo un plan de alimentación equilibrada y bien balanceada; tengo un plan de ejercicios acordes a mis posibilidades. Hasta allí, todo bien. El tema es implementarlo. Elijo un día para comenzar y ahí estoy, comiendo lo indicado y practicando ejercicio. Me obligo a hacerlo porque tomé la decisión. Al segundo día, aun entusiasmada, continúo con el plan. Al tercer día me levanto y está nublado y… no tengo ganas de salir… Va, por un día que no salga a caminar, no pasa nada… Sigo con la dieta. Al cuarto día llueve… ni loca salgo si llueve… y cuando me quiero dar cuenta, mi plan se fue al diablo. Siempre hay una excusa a la mano para tomarla…

¿Cómo eliges estar hoy?

Todos tenemos días buenos y días no tan buenos. Siempre, desde que nos levantamos, estamos en un “estado de ánimo” determinado y no somos responsables de eso. Simplemente nos sucede. De lo que sí somos responsables es de permanecer en ese estado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El trabajo de autoconocerse permite, entre otros beneficios, emprender acciones para modificar nuestro estado de ánimo a voluntad, automotivarnos, y alcanzar una vida más plena y satisfactoria.
¿Qué rostro vas a elegir hoy para mirarte en el espejo y para mostrar a los demás? ¿Cómo vas a elegir sentirte hoy?