Mal uso y abuso de “prazoles”

La aparición en el mercado de los inhibidores de la bomba de protones hacia fines de la década del 80  representó un avance fenomenal para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el ácido del estómago. Poco a poco fueron ganando terreno tanto en el ámbito médico como en la cultura popular en todo el planeta.

La consideración del omeprazol y otros (Esomeprazol, Lansoprazol, Rabeprazol, Pantoprazol, Dexlansoprazol, más otro nuevo que es omeprazol con bicarbonato de sodio) como un simple “protector” gástrico libre de efectos adversos y las formulaciones de venta libre dispararon su utilización, de la mano del marketing de la industria farmacéutica. Pero la cuestión es que ni son simples protectores gástricos ni están exentos de efectos adversos.

Continuar leyendo “Mal uso y abuso de “prazoles””

Please follow and like us:

El recurso del canto

La música llega hondo en las personas y descubrí que es una forma fantástica para “conectar”,  inclusive en los casos difíciles, cuando las posibilidades de comunicación con el lenguaje están muy restringidas.

Una paciente de 80 años, con Enfermedad de Alzheimer avanzada, estuvo sin hablar durante varios días. Había estado internada por una infección y volvió a su casa hecha un trapo. No hablaba y casi no comía. Su agresividad ya no existía, su mirada estaba perdida. Pero esa tarde lluviosa en la que fui a visitarla, el canto hizo la diferencia.

Continuar leyendo “El recurso del canto”

Please follow and like us:

Medicina Basada en Evidencias: certezas e interrogantes

La Medicina Basada en Evidencias (traducción poco feliz de Evidence-Based Medicine – Medicina Basada en Pruebas) cobró gran difusión a comienzos de los ’90 de la mano de los doctores David Sackett y Gordon Guyatt, y del Evidence-Based Medicine Working Group” de la Universidad McMaster en Ontario, Canadá.  Quizás el mayor mérito de la MBE es defender una metodología precisa para la evaluación de la información científica y un ordenamiento jerárquico de las evidencias. Aunque los ensayos clínicos controlados de grandes dimensiones o el metaanálisis de ellos se consideran como la mejor fuente para la toma de decisiones terapéuticas, la MBE permite pensar los “niveles de evidencia o certeza”, es decir la fuente real de prueba con la que sustentamos nuestras decisiones cotidianas.[1]

La MBE consiste en el uso consciente, explícito y juicioso de las mejores y más actuales evidencias o pruebas en la toma de decisiones sobre el cuidado de los pacientes. Practicar la Medicina Basada en Pruebas significa integrar la competencia clínica individual con la mejor evidencia clínica externa disponible a partir de la investigación sistemática. La MBE establece criterios para la evaluación de dichas pruebas, siendo los metaanálisis y los ensayos clínicos aleatorizados y controlados los que ofrecen pruebas más sólidas dejando a la opinión de expertos en el último lugar.

Esta clasificación del nivel de evidencias podría plantear una contradicción: los profesionales que  deben seleccionar y aplicar las pruebas sobre la base de su competencia clínica individual son los calificados con el nivel más bajo de evidencia. Cabría preguntarse entonces  ¿La experiencia individual no sirve como prueba y sirve para ser aplicada en una consulta concreta? Tal vez esto tenga alguna influencia en la resistencia que se observa en algunos profesionales a la hora de aplicar la medicina basada en pruebas.

Continuar leyendo “Medicina Basada en Evidencias: certezas e interrogantes”

Please follow and like us:

El marketing entiende más a las personas que la medicina

 

Los médicos están perdiendo de vista el origen de las
decisiones y de los comportamientos humanos.

Estado de situación

Tal como la concebimos en occidente, la Medicina ha realizado avances enormes y ha logrado sin duda extender la expectativa de vida de las personas. En estos avances han contribuido el gran desarrollo de la tecnología y la solidez del método científico, entre otros factores. Sin embargo, todos estos logros resultan insuficientes de alguna manera dada la creciente incidencia de diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer,  solo en parte atribuible al envejecimiento poblacional, y cuya consecuencia es un aumento descontrolado de los costos en salud y de la demanda sanitaria, en una escalada que parecería no tener techo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en 2008 murieron 17,3 millones de personas por enfermedades cardiovasculares y que en 2030 morirán por esta causa cerca de 23,3 millones de personas, sobre todo por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, y se vislumbra que estas patologías seguirán siendo la principal causa de muerte a pesar de que una buena parte se podrían prevenir.[1]

La International Diabetes Federation (IDF) profetiza que de 366 millones de personas con diabetes en 2011, esta cifra habrá aumentado hasta alcanzar los 552 millones para 2030.[2] Según el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) en la Universidad de Washington, el número de personas con sobrepeso y obesidad pasó de 857 millones en 1980 a 2100 millones en 2013,[3] y esta tendencia es creciente. La OMS también prevé que el número de nuevos casos de cáncer aumentará en aproximadamente un 70% en los próximos 20 años.[4]

Continuar leyendo “El marketing entiende más a las personas que la medicina”

Please follow and like us:

Apuntes sobre la crisis (I) ¿Dónde nos situamos?

 

En épocas de crisis, la gran protagonista del espectáculo es la incertidumbre, que aparece y reina por doquier, invade nuestros pensamientos y los diferentes espacios que habitamos. Son momentos en los que las personas estamos más inquietas que de costumbre, caminando sobre un filo emocional muy delgado, y que cualquier cosa puede hacernos saltar chispas. Esta sensación de malestar se manifiesta en nuestras relaciones personales, laborales, con amigos, con colegas…

Continuar leyendo “Apuntes sobre la crisis (I) ¿Dónde nos situamos?”

Please follow and like us:

Comunicación Efectiva y duración de las consultas

 

Hace unos días, en un par de grupos vinculados con la administración sanitaria de la red social LinkedIn, compartimos un video que alude a la disminución de costos y a la mejora de la atención a los pacientes a través de la Comunicación Efectiva. Recibimos varios comentarios alentadores respecto de nuestro trabajo, lo cual nos llenó de satisfacción.

Auscultation_of_a_women

En un comentario, sin embargo,  una profesional con un cargo jerárquico en una empresa de salud opinó que nuestro planteo respecto de la disminución de costos era contradictorio.  Su razonamiento era el siguiente:  “…hay que tener en cuenta que no todos los pacientes nos significan los 15 min. de atención que estipulan los estándares de atención ambulatoria y que exigen los centros privados.  Esto se traduciría en menor cantidad de prestaciones por médico… y aumentarían los costos en la contratación de profesionales.”

Continuar leyendo “Comunicación Efectiva y duración de las consultas”

Please follow and like us:

Mapa corporal de las emociones

 

En PNAS (Proceedings of National Academy of Science) se acaba de publicar un artículo en el que se muestra cómo las personas sentimos las emociones en el cuerpo.

mapa-corporal-emociones

Lo más interesante, a mi criterio, es que estas representaciones corporales estarían más allá de la cultura y del idioma. Es decir, serían universales!!

Me pregunté entonces dónde estaría la originalidad de cada uno si a todos nos pasa lo mismo.  Desde mi punto de vista, la originalidad estaría en los estímulos que gatillan en cada uno una emoción y en la manera en que ponemos esa emoción en palabras.

¿Qué te parece?

Link a la fuente: PNAS

Please follow and like us: